CONTINUACIÓN


    A la muerte de Alexandre la Gole perdió todas sus ciudades de Oriente y de Próximo Oriente, así como Alexandrie en Egipto, siendo la primera en caer bajo el poder de los Paios. Éstos redujeron la bella ciudad a un montón de escombros. La única pudiendo ser reconquistada por Aragon fue BEIRUT la cual pasó luego a pertenecer a un ARABE.

    El Rey ZARGON estableció la nueva Capital del Reino en BURUGON (hoy Dijon en Francia) el 15 de agosto del año 3544 a.C.

    Más tarde Aragon perdería las ciudades de KARTAGO - TARAGON - BERSELONE - TURON - BALENTZ (la antigua ciudad China de Palantzia) y KARTAGO NOU, fundada por el Rey Zargon en la provincia de ESKANBERERAZ tras el aniquilamiento de KARTAGO.

    El Rey de Aragon creó la ciudad de BALENTZ (hoy Valence en Francia) con emigrados blancos procedentes de la Balentz de LEBANTE, cuando esta última pasó a manos de los MEDE, una vez caído SEGONTU.

    Aprovecharé la ocasión para decir que el río Ródano, llamado Rhône en Francia, había sido denominado ERODANUS por los Paios y ERONE por los ARGON.

    Pasando el tiempo la BETANIE se separó de la Corona de Aragon. Poco a poco, desde SIBERIE hasta el río EBERU, el Reino, otrora gigante de la Gole o Aragon, fue encogiéndose hasta que un día su Capital se vio amenazada por hordas de salvajes al servicio de los Paios de Roma.

    Cuando a su vez el Imperio de la Medie sucumbió y la Revolución proletaria se adueñó de las tierras a ambos lados del río ERONE, hasta MARESEIE, la monarquia quedó suprimida del ETA GOLE, cuya capital era LION (hoy Lyon en Francia).

    La parte del antiguo Reino situada al Sur de los ríos Tarn y Garona se separó entonces del resto, no queriendo compartir su suerte revolucionaria y republicana. Quedóse con el nombre de Reino de ARAGON. Su capital fue ZARAGOSE (la denominación de ZALDUBE "querida del Be" se empleaba sobre todo en los actos solemnes y en las inscripciones oficiales).

    Más tarde, cuando ese Reino se vio obligado a entregar su capital al Imperio GALO, por pretender éste poseer las tierras a orillas del río Ebro, la capitalidad de Aragon recayó sobre ELEIRIDA (Lérida).

    El Reino de Aragon sucumbió definitivamente al momento de pasar dicha capital en poder del Imperio PAIEN (entre el 1300 y 1000 a.C. aproximadamente).

    Aragon había durado más de 2000 años.

    Después de la muerte de Alexandre la Fiesta Nacional del Reino de la Gole o Aragon quedó fijada al 15 de agosto actual, correspondiente al día en que Zargon, el hijo de Alexandre, fue proclamado Rey de la Gole o Aragon, y Burugon, donde se celebraba la ceremonia de entronización, declarada nueva capital del Reino.

    A partir de los desastres de Tebas, Kartago y Alamatago, se contaba en todo el territorio de la Gole como las lluvias torrenciales del 15 de agosto de cada año eran las lágrimas de Dios Alexandre por las tierras que liberó del yugo Paio, las cuales año tras año los Bere perdían por culpa de sus desuniones y disputas ocasionadas por razones puramente egoístas.

    Se aseguraba también que en tal ocasión Dios Alexandre lloraba por todos los Bere muertos ahogados en los ríos, mal heridos en los campos de batalla, quemados en las hogueras de los Pares, asesinados a traición o martirizados en público o a escondidas, por defender su Memoria y el Honor de la Gole o Aragon.

    Si un año llovía más que de costumbre era señal de una mayor gravedad en los pecados cometidos y por eso Dios vertía lágrimas más abundantemente. Si tronaba, siendo casi obligatorio por esas fechas, significaba que Dios Be estaba muy enfadado con la conducta de los miembros del Burubatzar, Gobernadores e incluso Capitanes.

    Según algunos comentaban, su cólera se debía a las tantas herejías y malas acciones de los Pares de Roma mas no tardaron mucho en pretender que los truenos eran dirigidos al propio Gobierno de la Gole y en primer lugar al Rey.

    Las gentes empezaban a hastiarse en ver cómo el Reino sufría continuas humillaciones por parte de los Pares, y los Reyes de la Gole no eran capaces de dar una buena lección a Roma.

    Por los siglos 30 a 25 antes de esta Era se llegó a murmurar incluso que si los Reyes de la Gole no hacían absolutamente nada por recuperar la Gloria pasada, o cuanto menos mantener sus pocas tierras, era porque recibían de tiempo en tiempo buenos cofres repletos de monedas de oro, los cuales llegaban desde Roma en unos misteriosos carros subiendo el valle del Ródano.

    Los Pares solían decir a su vez que Dios era el causante de las inundaciones, incendios o muertes, originados muchas veces por las tormentas y truenos de agosto.

    Según ellos, ahora Alexandre lloraba o se enfadaba demasiado sobre cosas carentes de remedio. Su tozudez en no admitir la realidad le llevaba a ahogar igualmente Bere que Paios, corderos que vacas, en las inundaciones provocadas casi cada año por él mismo.

    Y así, poco a poco, ayudados en esta tarea difamatoria por las mentalidades paganas de los Palebe, los Pares destruyeron la verdadera figura de Alexandre, negándole su Poder Divino y Futuro, influyendo cada vez más en el pensamiento de las gentes a fin de convertirlo en un Dios metafísico, en un Dios al estilo pagano...

    La industria principal de la Gole o Aragon fue la fabricación de tejidos de lana y sobre todo de seda.

    La expedición, a su regreso del Reino de TAI, no solamente traia telas de seda pero también el modo de producirlas.

    El Jefe de la misión, al ir a Damasku para ver a Alexandre, le enseñó unas "semillas" de gusanos entregadas por el propio Rey IAN. Éste le había explicado que darían cada una un grueso gusano blanco, a veces blanco y negro o todo negro, el cual debería ser constantemente alimentado con hojas de un árbol produciendo un fruto muy parecido a la MURE, pero de color blanco. Por esta razón le dieron el nombre de MURIEBEL.

    El Almirante traía también varios pies con raíces, de dicha especie de árbol. Los transportaron con mucho esmero en viejos barriles llenos de tierra, a fin de plantarlos donde más convendría. Alexandre ordenó se sembraran inmediatamente en los alrededores de la ciudad de Damasku, tales arbustos productores de "moras blancas".

    Los TAIOS venidos con la expedición escogieron el terreno más apropiado para la siembra de los "taios" de árboles, vigilando luego todo el proceso del desarrollo de los gusanos, del tratamiento de los capullos así como de la fabricación del tejido de seda.

    Aparece entonces el famoso BEROKAR, BROKAR o BROKARDE (Brocard) de Damasku que a partir de ese momento pasaría a ser el tejido más famoso y más caro del próximo Oriente, de África y de Europa.

    Junto al renombre de DAMASKU, por ser la Capital Espiritual del Gran Reino de la Gole, se le unió la fama de sus telares (aún pudiéndose ver funcionar exactamente como en esa época) y de las numerosas tiendas y tenderetes afincados alrededor de su gran MEZKITE dedicada a ADAMA.

    Cuando la Gole perdió la Sirie algunos Golua hicieron como aquel inglés el cual se llevó las semillas del árbol hevea del Brasil para ser sembradas en Birmania. Lograron hacerse con algunos arbustos de morera y los trajeron al Rey Zargon, a Burugon, quien al igual que su Augusto Hacedor ordenó se sembraran donde la tierra y el clima mejor lo permitiesen.

    Poco a poco el árbol morera se extendió por las tierras templadas del Reino. Después del olivo fue el árbol cultivado más numeroso de Aragon. Incluso se ha representado el Reino con un tallo de olivo o de morera o con los dos a la vez.

    Al transcurrir el tiempo, la industria de los tejidos de seda dio un buen dinero a pequeños campesinos, antes considerándose desfavorecidos por tener tierras más pronto altas y semi-secas.

    La seda producida en aquel entonces era llamada XOYE (de aquí el actual nombre francés de soie y también el verbo choyer) debido a su tacto fino y caliente. La moderna industria de la seda en Lyon tuvo su origen en esa primera industria de la seda de la Gole.

    Su segunda industria, también muy apreciada, fue esencialmente artesana. La Gole adquirió fama por la fabricación de carretas tiradas por caballos, siendo la más destacada una de cuatro ruedas que los ARGOGEN crearon para uso militar. Se utilizó en buena cantidad en la batalla de TXISTBERTA. Se la llamó LAUGON (cuatro de la Gonie, refiriéndose a sus cuatro ruedas) en todas las tierras al Sur de BURUGON, y FURGON (cuatro de la Gonie) en las tierras al Norte de la Capital (hoy fourgon en francés).

    Los Argogen se consideraban como los mejores herreros de EUROBE o EUBE, tanto por la calidad de las herraduras de caballos como por confeccionar y templar los aros de las ruedas de las carretas.

    La cuarta industria del Reino fue la fabricación de los toneles de madera en roble o encina. Servían para transportar y conservar sus vinos, todos de excelente calidad.

    La actual fama del Borgoña arranca de aquella época, cuando Burugonie era la provincia en donde estaba emplazada la Capital del Reino de la Gole. También tenía gran fama el vino ERONE (del Ródano -hoy llamado Châteauneuf-du-Pape). El ERON se producía a ambos lados del río Ródano, sobre todo en su ría izquierda, en los alrededores de Avignon.

    En cuanto a las demás riquezas agrícolas destacaba en primer lugar su abundante cosecha de cereales y luego su no menos importante producción de aceite de oliva. Las tierras cuyo clima lo permitía y no eran muy propicias al cultivo de los cereales, viñas o legumbres, fueron cubiertas por la sombra de los olivos. Todos los lugares de las actuales naciones de España y Francia, donde aún pueden verse grandes y viejos olivos (algunos de los cuales tienen más de tres mil años) han sido tierras del Reino de la Gole o Aragon.

    Aragon fue la mayor productora de aceite de toda la Antigüedad y muchos pueblos y Señores feudales obtenían de este producto la principal parte de sus riquezas, como bien puede observarse en esos pueblos y en las laderas de las colinas o montañas, encima de las cuales se yerguen antiguos castillos, cerca del mar Mediterráneo.

    Como dicho árbol había sido traído por los viejos BE (OLIBE) a las tierras ribereñas al mar interior, Aragon lo consideró como un símbolo de la sabiduría de los Bere.

    El queso famoso de la Gole o Aragon era el PELARGON (la Pel de Aragon o Argon) hecho con leche de cabra. Se dejaba secar, envuelto con plantas aromáticas y picantes, dentro de un recipiente de barro bien tapado.

    Los Argon bebían la leche de oveja o de cabra, mas nunca la de vaca, pues esta era considerada como muy perniciosa para la salud y el buen funcionamiento de la mente de los Bere. Se aseguraba provocaba infecciones cutáneas, perjudicaba la vista, ocasionaba trastornos digestivos y desequilibrios mentales. Nunca nadie, ni Bere ni Paio, hubiera dado a su niño recién nacido, leche de vaca.

    En Aragon o Gole no había ninguna vaca o buey (pues todos fueron sacrificados después de Troia) ya que ni siquiera se apreciaba la carne de tales animales. En esto estaban de acuerdo los Paios, a pesar de ser ellos quienes los introdujeron en todas partes.

    Solamente en épocas de guerra aquéllos permitían a sus soldados comérsela. Se afirmaba entonces (con mucha razón) que las células de dichos animales malograban las de los humanos, dificultando su auto-reproducción.

    Por lo tanto quedaba claro... El mayor peligro para un ser humano, al comer la carne de los bovinos, era el acortamiento de su vida, pudiendo ser reducida hasta la mitad de la que hubiera disfrutado gozando siempre de buena salud. Fue mucho más tarde, con la Revolución de la Medie, cuando las poblaciones de las ciudades ribereñas al mar Mediterráneo empezaron a comer carne de vaca, de buey e incluso de caballo.

    Las únicas cerámicas producidas en el Reino llegaban a Burugon y otras ciudades importantes desde los talleres afincados en las tierras del antiquísimo Reino de LEBANTE.

    Los productos o materias primas que escaseaban en la Gole y debían de importarse eran por este orden (a partir del año 300 de Troia): los zapatos de cuero, los metales no férricos y pergaminos para escribir, procedentes de Betanie; los botones de nácar de las camisas y vestidos y el hilo de coser de Egipto, los tintes para colorear los tejidos y las piedras preciosas de la India. También posiblemente especias como la pimienta y azafrán.

    Para abreviar y resumir diré lo siguiente. Fue sobre todo la GOLE o ARAGON que al discurrir de los siglos hizo la Francia de hoy, pero no la Gaule tal como lo escriben los franceses. Pues nunca existió una nación o pueblo antiguo llamado de tal modo y respondiendo a la descripción que aparece en los libros de Historia de Francia.

    No se puede admitir de ninguna manera que GOLE se escriba GAULE, solo por el mero capricho de unos historiadores refractarios a emplear la sílaba GO, porque GO es Dios.

    Los franceses modernos (porque existieron franceses antiguos) han empleado la denominación GALO para inventarse también una supuesta cultura Galo-romaine, la cual no existió nunca, pues ni los Galos ni los Argon unieron su civilización a la de los "Romanos" de su época por ser esta muy inferior en todos los aspectos.

    Cuando los Romanos del Caesar IULIUS llegaron a las tierras de la actual Francia ya no existían ni los GOLUA ni la GOLE, desde hacía mucho tiempo.

    Me pregunto si todo esto se debe a una ignorancia supina o si tal postura es consecuencia del reniego puro y simple de unos molestos antepasados. De todos modos sé bien que en la tramoya se halla la mano y astucia del pagano. No se puede acusar a un pueblo de ignorar lo que le han escamoteado siempre y creer todo cuanto le obligaron a aprenderse de memoria durante siglos.

    Es igualmente falsa la descripción ofrecida por los franceses en sus libros de Historia sobre los supuestos GAULOIS. Pretenden que sus antepasados vivieron en chozas de madera y paja, como los negros de África, cuando en la antigua Gole o Aragon nadie residió en tales cabañas, salvo en un principio se tratara de un campamento militar transformado luego en población fija, por lo que las paredes de madera quedaban reemplazadas por otras de piedra.

    En la Gole o Aragon hasta el más humilde campesino se construía él mismo su casa de piedra, con techumbre de madera y losas o tejas ovaladas de arcilla, tal como las de ahora. En la Gole las piedras eran abundantes y si hubieron pueblos con casas de madera fueron en las grandes llanuras de la Europa Oriental y en Siberia, a causa del intenso frío.

    Siguen diciendo los franceses de hoy que dichas poblaciones ancestrales disponían de sacerdotes llamados Druides, los cuales creían o hacían creer en la existencia de muchos Dioses al estilo pagano, como el Dios del trueno, el Dios de la lluvia, el Dios del viento, etc... y además cortaban ramas o plantas con hoces de oro. Nunca he podido ver tal nombre en ningún texto pero sí el de DURUIDI, con la significación de "propietario de bueyes".

    Por otra parte los habitantes de la Gole o Aragon no creyeron nunca en tales Dioses ni nadie en la Antigüedad hubiera asimilado esas tonterías a pesar del gran esfuerzo de los Pares para inculcar ideas absurdas a sus campesinos "siempre hambrientos y siempre sucios".

    Los franceses nos muestran dibujos de Gaulois portadores de largos bigotes colgando más abajo de la barbilla, cuando esa descripción corresponde exactamente a la de los GALOS del Reino GALO de BITUREIGI, los cuales nunca estuvieron afincados en el territorio de la actual Francia. Aquellos no tenían absolutamente nada que ver con los ARGOGEN. Estos, sí llevaban a veces grandes bigotes, no los dejaban caer tan largamente como hacían los Galos.

    Los franceses afirman que existían unos Gaulois establecidos en el Norte de Italia y otros en los actuales territorios de Francia, Bélgica, el Luxemburgo, parte de los Países Bajos, Alemania y Suiza, por confundir los GALOS afincados desde Turín hasta la Galitzia Rusa, con la GOLE la cual en Italia no fue más lejos, yendo hacia el Este, que unas leguas más allá de Genova y en Francia no alcanzó la zona atlántica, ni la región parisina, ni el Norte, como tampoco Bélgica, Luxemburgo y Países Bajos.

    Es evidente que con la creación de la denominación GAULE, pareciendo un casamiento entre las dos palabras, los franceses han querido inventarse unos antepasados más bien con concomitancia italiana (situación halagándoles) que con concomitancia considerada (erróneamente) española (situación desagradándoles), es decir que al fin de cuentas no quieren ser Aragoneses. Deberían saber como en esos tiempos de la GOLE, GAU quería decir "noche".

    Al darme cuenta de que aquí en España se llama a los franceses Gabachos aprovecharé la ocasión para decir que el origen de tal palabra es GABAUXOS (los de los agujeros oscuros) escrito ahora por los franceses GAVAUX, refiriéndose solamente a los habitantes del departamento de la Lozère.

    Esa denominación les fue dada en tiempos de la guerra de Troia. Resulta que durante el Imperio Paio los Pares entregaron dichas tierras montañosas a los LOTEROS para crear una gran LOSER (cementerio). Haciendo uso de las numerosas grutas naturales, las cuales enlazaron con innumerables galerías, los Lotes transformaron la región en un verdadero queso de Gruyere.

    La Gesta de los GABAUXOS fue la Gesta de las poblaciones de esas tierras -eran picapedreros y pastores-. Actuando en forma de guerrillas y atacando constantemente los convoyes militares que por una ruta montañosa (aproximadamente la actual carretera n.° 106) querían alcanzar los campos Troianos, ocasionaron pérdidas enormes al ejército Paio.

    Cuando el Paio les perseguía, desaparecían prestamente en las grutas profundas o galerías oscuras de difícil acceso, bordeando la carretera Imperial.

    De ahí y de esas fechas data el odio y desprecio tan grande que tuvieron siempre los Pares y Loteros (muchos de la Loser fueron exterminados) contra los GABAUXOS, expresión que con el tiempo los Paien escribieron Gabachos, aplicando indistintamente este apelativo a todas las poblaciones situadas al otro lado de los Pirineos, en la Nación hoy llamada Francia.

    Tampoco los Pares y Lores podían olvidar la traición de la PARENTZIE, corriendo pareja con la de los GABAUXOS.


egialde@galeon.com